domingo, 1 de febrero de 2015

Descubrir activos de salud caminando

Había una vez un "inspector de ventiscas y diluvios", como a él mismo le gustaba denominarse, para el que caminar representaba un acto de meditación. Henry David Thoreau, como se llama nuestro personaje, afirmaba que un hecho tan aparentemente simple como es dar un paso tras otro, se convierte en un acontecimiento mágico y que aporta al ser humano un bienestar no sólo físico, sino espiritual.

En una sociedad automatizada donde el movimiento en gran parte procede de la ayuda de alguna máquina, la acción de caminar ha perdido su sentido primigenio de transportarnos de un lugar a otro por necesidad... hemos conseguido quitarnos ese lastre obligatorio de desplazarnos a pie. Pero no olvidemos que en el ancestral momento que un día pudimos incorporarnos sobre nuestras piernas, conseguimos uno de nuestros principales rasgos como humanos... caminar. Nuestra eficiencia como bípedos tras millones de años caminando, permitió liberar nuestras manos para otros quehaceres, usando herramientas y evolucionando nuestro cerebro.

Caminar puede ser un simple ejercicio, el dar un paseo o tomar el fresco. O puede ser una actividad que nos lleve al descubrimiento de lugares, personas, de capacidades y talentos. Aprender a pasar de simplemente desplazarnos por la superficie de la vida, a mirar a nuestro alrededor de forma diferente no es algo complicado
Christian Nold, artista, diseñador y educador que trabaja para desarrollar nuevos modelos de participación para la representación comunal, llevó a cabo en 2009-10 un proyecto con cuatro escuelas en Bristol con el fin de que los niños y niñas expresaran las experiencias sensoriales que se producían en su camino a la escuela.

En los mapas creados por los niños y niñas, hay una diferencia clara entre los modos de transporte utilizados. Los mapas que representan los caminos recorridos a pie o en bicicleta muestran un número mucho mayor de interacciones con personas, plantas y animales, así como eventos sensoriales como el clima, imágenes y olores. En comparación, los mapas con recorrido realizados en transporte escolar o vehiculos particulares muestran principalmente edificios y otros lugares de interés.


El caminante no sólo debe mover sus pies, sino permitir que estos lo lleven a una caminanta interior. 
Hemos de trabajar la capacidad de observar, encontrar algo nuevo en cada paso, entrar en contacto pleno con lo que se ve, intentar situar la atención en el momento presente y dejar caer sensaciones en el cuerpo conforme se da un paso y otro.
 
La experiencia de trasladarse en coche o autobus a la escuela como en el proyecto de Nold, aparece como una "teletransportación", es decir con un origen y un destino final, pero sin la riqueza de contenido y aprendizaje de desplazarse caminando... en definitiva sin la oportunidad de descubrir activos en salud, que pueden ayudarnos en nuestro desarrollo personal y social.

Imágen: Mohamed Nuzrath - Creative Commons Deed CC0
http://pixabay.com/es/v%C3%ADa-f%C3%A9rrea-personas-que-caminan-191097/



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario